— Demandan a Apple por ralentizar deliberadamente los iPhone antiguos

Nuevo capítulo del culebrón que estrenó Apple hace un par de días al confirmar que había ralentizado deliberadamente los iPhone antiguos. Desde Cupertino defienden que esto les permite ofrecer la mejor experiencia de usuario, manteniendo el rendimiento general y la vida útil de los dispositivos. Sin embargo y como no podía ser de otra forma, a muchos no les ha sentado bien esta forma de actuar. Por ello, ya son dos demandas a las que se enfrenta la empresa californiana por ralentizar deliberadamente los iPhone antiguos.

Desde siempre ha sido un clamor que los iPhone antiguos comenzaban a funcionar más lentos con el paso del tiempo y la llegada de nuevas versiones de iOS. Muchos usuarios pensaban que esto se hacía de forma intencionada para forzar a comprar un dispositivo más moderno. En aquel momento, no eran más que sospechas y era complicado demostrar realmente que “algo estaba pasando”.

Apple confirma que ralentiza los iPhone antiguos y se enfrenta a demandas

No obstante, todo dio un giró absoluto cuando la compañía confirmó las sospechas (a su manera). Afirmando que su objetivo es ofrecer la mejor experiencia de usuario, asegurando el mejor rendimiento y prolongando la vida útil de los dispositivos, pasó a explicar que las baterias de litio pierden eficiencia con el tiempo. Esto hace que sean incapaces de responder en picos de demanda,por lo que el dispositivo puede no responder o apagarse.

iphone se detalle

Por eso, lanzaron un cambio que afecta a iPhone 6, iPhone 6s y iPhone SE para suavizar estos picos para evitar que el dispositivo se apague. Ahora, han hecho lo mismo con el iPhone 7 con la actualización a iOS 11.2 y planean seguir haciéndolo con el resto de los dispositivos cuando consideren necesario. Apple confirma que ralentiza los iPhone antiguos, pero no para obligar a comprar uno nuevo, sino “para ofrecer mejor experiencia de usuario”.

Eso no ha gustado demasiado a los usuarios. Stefan Bodganovich fue el primero en presentar una demanda alegando que Apple nunca pidió consentimiento para ralentizar deliberadamente el terminal, en este caso, un iPhone 7. Además, este demandante se desmarca de la versión oficial y afirma que todo se hace para obligar a cambiar de terminal.

Por otro lado, tenemos una segunda demanda contra la compañía de la manzana mordida. Esta vez en la ciudad de Chicago y de parte de un usuario que afirma que estamos ante una táctica “engañosa, inmoral y poco ética”.

No Comments

Post A Comment